Incautan arma de fuego, 123 cajas de anabólicos y más de 600 cajetillas de cigarrillos en Los Libertadores

663Views

Avalúo de los medicamentos supera los 2 millones 600 mil pesos.

Mercancías diversas, que van desde un arma de fuego con sus municiones, anabólicos veterinarios, hasta potenciadores masculinos abandonados en el papelero de un bus internacional, son  los hallazgos realizados por fiscalizadores de la Aduana de Los Andes que cumplen funciones en el nuevo Complejo Los Libertadores durante los últimos días. 

El primero de ellos ocurrió durante la revisión de un camión de patente argentina. Allí los fiscalizadores encontraron una maleta en el habitáculo sobre el asiento del conductor, que contenía  un revólver marca Magnum 357,  más 18 balas, 4 de ellas percutadas. Ni el arma ni las municiones habían sido declaradas por el conductor, de nacionalidad argentina, por lo que se incautó el arma por configurar el delito de contrabando, al intentar ingresar al país mercancías prohibidas.  El revólver, las municiones y el conductor fueron puestos a disposición de la Policía de Investigaciones para los procedimientos de rigor. 

Durante otra revisión, los fiscalizadores encontraron una bolsa de basura en el maletero de un bus internacional que contenía 123 cajas de medicamentos anabólicos de uso animal de diferentes marcas y variedades, avaluados por sobre los 2 millones 600 mil pesos

Por otro lado, en varios procedimientos, los funcionarios de la Aduana de Los Andes evitaron el ingreso de 612 cajetillas de cigarrillos de las marcas Marlboro y Lucky Strike, todas avaluadas en más de 1 millón 700 mil pesos. En todos los casos, los viajeros intentaron entrar con las mercancías sin declarar, ocultas en distintas partes de sus vehículos y sus ropas. 

Finalmente, uno de los hallazgos más llamativos fue el realizado por los fiscalizadores al revisar un bus de turismo que ingresaba al país. Ahí, abandonados en un papelero, descubrieron 140 pastillas de los medicamentos “Pramil” y “Digram”, ambos nombres de fantasía para el medicamento Sildenafil, también conocido bajo el nombre Viagra. Después de varias indagaciones, finalmente el conductor del vehículo reconoció ser propietario de los fármacos, por lo que para recuperar la mercancía debió aceptar los cargos y multas por haber intentado ingresar los medicamentos ocultos. 

El Administrador de la Aduana de Los Andes, Mariano Gómez, indicó que “durante los meses de verano efectivamente vemos un aumento de los procedimientos que se realizan en fronteras propósito del incremento de movimiento turístico, no sólo en Libertadores, sino que a lo largo del país. En ocasiones, como el caso de los medicamentos, al verse sorprendidos por la fiscalización, los viajeros abandonan los productos en áreas públicas o insisten en ocultarlos. Frente a  situaciones como éstas, como Aduanas insistimos en que estamos preparados para descubrir los intentos de contrabando. Si los pasajeros tienen dudas, siempre será mejor declarar los productos con los que viajan para así evitar verse expuestos a multas o sanciones”, concluyó el administrador.

Deja una respuesta