sábado, marzo 06, 2021

Aconcagua

“Nadie debería extrañarse si el Minsal resuelve el retroceso a la fase 2 de transición”, Manifestó directora del Servicio de Salud Aconcagua

Esto ante el aumento de casos en las ultimas semanas en el valle 

La directora del Servicio de Salud Aconcagua Susan Porras reconoció la preocupación que existe por el incremento en la cifra de casos activos de coronavirus en el valle de Aconcagua, donde según afirmó, nadie debería extrañarse si el Minsal resuelve el retroceso de estas dos provincias a la fase 2 de transición, que implica cuarentena los fines de semana.

Si bien el sistema está preparado para un aumento en la demanda de hospitalizaciones, recalcó que la disponibilidad de camas críticas nunca será suficiente si la comunidad tiene un comportamiento irresponsable y no se cuida. Manifestó en este plano que, en un escenario de ese tipo, necesariamente los pacientes tendrán que ser trasladados a otras regiones donde si haya disponibilidad de camas y, en ese plano, fue enfática en su llamado a mantener las medidas de protección personal: distanciamiento social, lavado frecuente de manos y uso de mascarillas.

 

En ese sentido, Porras reconoció el esfuerzo que han desplegado los municipios a través de sus equipos de salud para implementar la estrategia de testeo, trazabilidad y aislamiento, no obstante, pidió maximizar este esfuerzo, a objeto de ampliar las pesquisas, sobre todo entre personas asintomáticas.

 

Destacó además el hecho que el trabajo de pesquisa se está desarrollando en distintos lugares, como ferias libres, plazas y sectores concurridos, lamentando en este sentido que haya casos como Putaendo, donde si bien existe un gran compromiso del equipo de salud, muchas personas se resisten a practicarse el examen de PCR, pese a que este no toma mucho tiempo, ni es complejo en su realización.

 

Junto con expresar la necesidad de extremar las medidas de protección personal, la directora del Servicio de Salud precisó que lamentablemente, situaciones como las ocurridas en El Sauce, en Los Andes, donde se realizó una fiesta juvenil en horario de toque de queda, sin medidas de protección personal y exponiéndose los participantes a contagiarse, como en Quebrada de Herrera, en Putaendo, donde se efectuó un encuentro deportivo que convocó a más de cien personas superando el aforo permitido para este tipo de actividades, no contribuyen en nada a la prevención y a lograr que Aconcagua comience a disminuir la cifra de casos de coronavirus.