lunes, junio 21, 2021

Catemu, Destacado, Panquehue, Policial

16 hectáreas de vegetación fueron arrasadas por incendio en Panquehue y Catemu

Más de 200 voluntarios de 7 Cuerpos de Bomberos del valle de Aconcagua, debieron trabajar para combatir el incendio que arrasó con 16 hectáreas de vegetación, a lo largo del Río Aconcagua, entre los sectores de Santa Isabel de Catemu y El Mirador de Panquehue.

El incendio se inició el el primero de los sectores mencionados, durante la tarde del jueves y no obstante el trabajo desarrollado primeramente por bomberos de Llay Llay y Catemu, el fuego se propagó hasta Panquehue, donde las condiciones del viento y las altas temperaturas, así como la vegetación reinante terminó por favorecer un siniestro de proporciones, que en algún momento incluso estuvo fuera del control de los voluntarios de bomberos.

El comandante Juan Carlos Herrera, comentó que la emergencia significó la concurrencia de voluntarios de diversas comunas, al tiempo que la gran cantidad de humo implicó suspender el tránsito de vehículos por la autopista ante las casi nulas condiciones de visibilidad.

Por momentos se temió que el fuego avanzara hasta un blosque y con ello a la población, lo que finalmente no ocurrió, pese a que durante la noche solo se trabajó con brigadas de emergencia, por cuanto las condiciones de trabajo -por las características del terreno, principalmente- impidieron seguir combatiendo el fuego.

Desde la gobernación se decretó alerta roja para las comunas de Panquehue y Catemu, lo que significó en la tarde del jueves la concurrencia de Conaf, que llegó con un avión que trabajó en el lugar.

«Vinieron, hicieron una descarga y se fueron. Ellos estaban además con otro incendio forestal en Petorca, así es que fue un rato que estuvieron acá y se retiraron. Aunque regresaron en la mañana», acotó el comandante Herrera.

Aunque en la jornada de este viernes regresó el personal de CONAF, lo cierto es que la labor en la mañana estuvo enfocada en el remojo de la zona siniestrada, a objeto de evitar un rebrote del fuego.

Deja un comentario