miércoles, octubre 05, 2022

Aconcagua, San Felipe

San Felipe registró 13,9 milímetros de agua y daños menores en sectores tradicionalmente críticos

A pesar de los trabajos preventivos realizados desde el equipo de Emergencias de la Municipalidad de San Felipe, camiones limpia fosas debieron acudir a Villa Curimón y Población Esperanza para sacar el agua de las calles. 

El Administrador Municipal Hernán Herrera, informó que 13,9 milímetros de agua cayeron en San Felipe durante este segundo sistema frontal y que las situaciones más críticas se vivieron en sectores donde tradicionalmente el agua amenaza con ingresar a las casas, como es el caso de la Villa Curimón, Esplendor y Población Esperanza, donde las cuadrillas de emergencia de la Municipalidad actuaron con rapidez para evitar daños mayores.

En el caso de la Villa Curimón y de la Población Esperanza, debieron apelar al servicio de camiones limpia fosas para poder sacar el agua de los pasajes, mientras que en Encón –entre Hermanos Carrera y Santa Teresa- se suspendió el tránsito vehicular para evitar anegamientos en las casas del sector poniente de esa arteria.

“En términos generales, la ciudad soportó bastante bien este segundo evento de lluvias, sin mayores problemas, salvo los que se dan tradicionalmente. Se distribuyó nylon en algunos sectores, trabajamos también con los vecinos de la Villa Departamental, producto de algunas voladuras de techos, donde solicitamos la presencia de bomberos; hubo un pequeño deslizamiento de tierra en el sector de Algarrobal, pero fue abordado rápidamente por los equipos de emergencia”, detalló el Administrador.

El profesional se refirió también a la situación de los canales de la ciudad, asegurando que estos han sido limpiados de forma permanente para permitir el libre escurrimiento de las aguas, sin embargo, la comunidad debe ser partícipe de la mantención de estos, puesto que la ciudad no posee un sistema de evacuación de aguas lluvias y son los canales los que cumplen esta función

“Instamos a los vecinos a que no arrojen basuras a los canales porque esto obstaculiza su funcionamiento y, en definitiva, cuando se tapan, se provocan zonas de inundación, principalmente en el sector de O’Higgins donde se han presentado algunos conflictos. El fin de semana pasado nos tocó ver cómo salían neumáticos y pallets desde los sifones, lo que obviamente, en conjunto con las hojas, obstaculizan el paso del agua”, argumentó Herrera.

En referencia al Albergue, agregó que éste se encuentra trabajando de forma normal y que los últimos días estuvo atendiendo las 24 horas al máximo de su capacidad y con el apoyo de funcionarios y profesionales de DIDECO.