viernes, septiembre 30, 2022

Los Andes, Policial

A través de aplicación en celular, traficantes ofrecían hongos alucinógenos y marihuana en plena plaza de Los Andes

Hongos alucinógenos que producen prácticamente el mismo efecto del LSD y que podrían causar la muerte incluso a quien los consume, además de marihuana, eran las drogas que comercializaban dos sujetos, un hombre de 19 años y una mujer de 21 años de edad, sin antecedentes policiales previos, en plena Plaza de Armas de Los Andes.

La modalidad de difusión y contacto con sus potenciales clientes era nada más y nada menos que a través de una aplicación de celular, desarrollando únicamente las transacciones a vista y paciencia de los transeúntes del principal paseo público andino.

Fue gracias al trabajo de inteligencia policial de la Brigada de Antinarcóticos y contra el Crimen Organizado de la PDI, que personal de la sección MT-0, logró ubicar a estos antisociales en el centro de Los Andes, logrando su captura y el decomiso de los famosos hongos y por cierto, de marihuana que también comercializaban.

Los detalles sobre el procedimiento los entregó el jefe de la mencionada brigada policial, comisario Sergio Alvear, quien comentó que por medio de las técnicas investigativas que establece la Ley 20.000, se pudo dar con los traficantes.

El jefe policial manifestó que el procedimiento policial, implicó también la entrada y registro de los domicilios de estos dos sujetos. Fueron dos operativos desarrollados de manera casi paralela, pues uno de los imputados se dedicaba a la comercialización de los hongos alucinógenos y el otro, a la venta de marihuana, pero al parecer ambos utilizaban la misma aplicación de telefonía móvil para contactar a sus clientes.

Respecto de los hongos alucinógenos, explicó que tienen el mismo principio activo del LSD y corresponden a hongos silvestres, que se pueden cultivar sin mucho tratamiento en la zona del valle de Aconcagua y que de ser consumidos -más aún sin contar con el antecedentes sobre la forma de su preparación- pueden producir un daño severo al sistema nervioso central e incluso, la muerte.

Los dos antisociales, de iniciales M.C.G., una mujer de 21 años que se dedicaba a la venta de marihuana; y el segundo, C.B.J., de 19 años de edad, quien vendía los hongos cuyo nombre científico es “psilocybecubensis”, fueron puestos a disposición del Tribunal de Garantía, donde el Ministerio Público los formalizará por el delito de tráfico de drogas.

Deja un comentario