Doctor Tomás Reyes coordina “Activa-Mente”, propuesta en la que participan ministerios de Educación, Salud y Deporte, y Junaeb, entre otras instituciones. Busca combatir el sedentarismo y favorecer la motivación para aprender.

La educación virtual para prevenir contagios de Covid-19 aumentó los tiempos de inactividad física y los comportamientos sedentarios, afectando el bienestar de los y las estudiantes, e influyendo negativamente en su disposición y motivación respecto de las clases.

Dado que el desarrollo de pausas mediante actividad física no solo beneficia la salud de quien las ejecuta sino también aumenta su nivel cognitivo mejorando el logro académico, se presentó el proyecto interministerial e interinstitucional “Activa-Mente”, en el marco de la Mesa Intersectorial de Educación Física, Actividad Física y Deporte Escolar en Pandemia.

El académico de la Facultad de Ciencias de la Actividad Física y del Deporte de la Universidad de Playa Ancha, doctor Tomás Reyes Amigo, es el responsable de coordinar la iniciativa en la que participan los ministerios de Educación, Salud y Deporte, el programa Elige Vivir Sano, Junaeb, Olimpiadas Especiales y la Municipalidad de El Carmen.

“El proyecto Activa-Mente es un recurso didáctico desarrollado a través de medios audiovisuales e infografías, con alcance inclusivo, que permitirá mejorar el comportamiento en las actividades curriculares y la interacción con los profesores y pares. Con esta propuesta se busca influir en la motivación y el comportamiento para con el proceso de enseñanza-aprendizaje, porque aumenta la actividad cognitiva, incrementa el nivel de actividad física diaria y disminuye el tiempo de comportamientos sedentarios”, explicó el Dr. Reyes.

EN 4 MINUTOS

La profesora de Educación Física de la Universidad de Playa Ancha e integrante del proyecto, doctora Johana Soto Sánchez, explicó que “Activa-Mente” se trata de movimientos corporales orientados a interrumpir el comportamiento sedentario en el que se encuentran niños, niñas y adolescentes durante una clase teórica.

“El permanecer sentados, reclinados o acostados daña la salud cardiovascular y metabólica, además de afectar la salud mental. Estos movimientos que proponemos son 8 ejercicios físicos, de 20 segundos cada uno, que en total suman 4 minutos. Al realizarlos a diario se activa todo el cuerpo, mejorando la concentración y la atención, que son fundamentales para el aprendizaje. Lo anterior influye positivamente en la motivación para participar luego en clases”, precisó la académica.

Los profesores pueden pasar el video o las infografías que contienen los ejercicios, motivando a sus estudiantes a realizarlos e informándoles de sus beneficios. Una vez finalizados, deben otorgar un minuto para que los estudiantes se recuperen y beban agua en caso de requerirlo.

Para acceder al material se debe ingresar al sitio