domingo, septiembre 19, 2021

Aconcagua, San Felipe

Alcaldesa y Concejo municipal se imponen sobre fase 5 del Plan Regulador Comunal para avanzar en su pronta aprobación

Tras diez años de trabajo y discusión, se espera destrabar proceso que permitirá contar con instrumento actualizado de planificación de la ciudad.

En su fase cinco de discusión, correspondiente a la revisión de las consultas y observaciones realizadas en la etapa de participación ciudadana, se encuentra el proceso de actualización del Plan Regulador Comunal, instrumento de planificación territorial clave que contiene las disposiciones sobre adecuadas condiciones de edificación y de espacios urbanos, así como de comodidad en la relación funcional entre las zonas habitacionales, de trabajo, equipamiento y esparcimiento.

Se trata de un proceso que si bien es de largo aliento –normalmente demora entre 3 y 4 años su formulación y aprobación-, en San Felipe ha demorado 10 años, iniciando durante el período del ex alcalde Jaime Amar.

Según explicó Rodrigo Salinas, asesor urbanista de la municipalidad de San Felipe, existe una gran zona urbana de reserva dentro de la ciudad que puede seguir desarrollándose a partir de la actualización del Plan Regulador Comunal.

“Una vez que este plan se actualice tendremos disponibilidad para atender distintos requerimientos, ya sean habitacionales, o de usos comerciales, educacionales, que hoy día ya no tienen cabida. En ese sentido el plan ha tenido un largo camino y hoy nos vemos enfrentados a la etapa final, que es la sanción de las observaciones de la participación ciudadana que se realizó entre febrero y marzo del presente año y que por temas de cambio de mando alcaldicio, tuvo que ser abordado ya en esta instancia de la nueva administración”, explicó.

Este proceso, enmarcado en la etapa cinco, ha demandado una serie de encuentros de los que han tomado parte los concejales y la alcaldesa Castillo, junto a directores municipales y profesionales expertos, a objeto de interiorizarse sobre el proceso completo, en atención al hecho que –con posterioridad- deberán votar este instrumento, para luego avanzar en su puesta a disposición del Ministerio de Vivienda y Urbanismo que debe aprobarlo y, finalmente, escalar al Gobierno Regional, que deberá también visarlo.

En ese contexto, la alcaldesa Carmen Castillo manifestó su optimismo por avanzar  en esta etapa cinco y así lograr que este proceso de actualización concluya de una vez por todas.

“Este no es un proceso fácil, requiere mucho análisis y mucha información, por eso nos hemos estado reuniendo, para ir conociendo cada una de las distintos elementos que componen la estructura de nuestro plan regulador. Eso tiene que ver con mucho análisis de información que dispone la Secplac, la Dirección de Obras Municipales, por lo tanto, es muy importante lo que hoy día estamos recibiendo los concejales, la alcaldesa y algunos de sus colaboradores”, afirmó la jefa comunal.

Por su parte, el concejal Rafael Sottolichio precisó que actualmente están revisando las 16 observaciones que se hicieron al municipio, no obstante todo este período –dijo- ha sido de conocimiento e información, a objeto de tener absoluta claridad acerca de todos los detalles de la actualización del Plan Regulador.

“Estamos revisando una por una las observaciones y también, para los que somos nuevos en el concejo, conociendo bien cuál es la propuesta de Plan Regular, para que el día de mañana, cuando nos corresponda decidir si aprobar o rechazar las observaciones, tengamos toda la información posible”, puntualizó el concejal.