domingo, enero 23, 2022

Region, Vivienda

Autoridades hacen llamado a parlamentarios para aprobar proyecto de ley de inclusión social

Un importante llamado a los parlamentarios, realizaron autoridades del Gobierno Regional, para dar celeridad a la tramitación del nuevo Proyecto de Ley de Integración Social impulsado por el Presidente Sebastián Piñera en conjunto con el Ministro Minvu, Cristián Monckeberg, el cual promoverá la construcción de viviendas sociales en zonas céntricas de la ciudad y una densificación más equilibrada.

“Este proyecto de ley que ha presentado el gobierno tiene características muy especiales y esperamos que los parlamentarios le den una muy buena acogida, especialmente un llamado a los parlamentarios, diputados y senadores de la Región de Valparaíso. Este proyecto habla de inclusión, habla de mejorar la vida de barrio, este proyecto que habla de áreas verdes, de mejores estándares para nuestros niños y nuestros adultos, quienes son ejes estratégicos de nuestra región. Esperamos que sea muy bien recibido y lo podamos aprobar a la brevedad posible en las mejores condiciones”, manifestó el Intendente de la región de Valparaíso, Jorge Martinez.

Al respecto la seremi Minvu, Evelyn Mansilla, detalló que, “estamos generando una nueva política habitacional, que sea permanente, es por ello que también se cambia el nombre del ministerio, a Ministerio de Ciudad y Vivienda, relevando así la importancia de las urbes y su planificación. Sabemos que este es un Proyecto de Ley que posiblemente tendrá modificaciones en su tramitación, sin embargo, queremos destacar que una de las cosas que busca, es que el ministerio tenga mayores facultades respecto a los planes reguladores comunales e intercomunales, para establecer zonas de integración urbana”.

“Así mismo, otro de los anuncios, es el Arriendo Protegido, en donde junto al Director de Serviu queremos levantar un banco de suelos, en donde podamos construir proyectos de vivienda y entregar oferta habitacional a las familias que requieran aplicar un subsidio de arriendo. Así mismo, comenzará una fuerte fiscalización de viviendas obtenidas con subsidios, que están desocupadas o están siendo utilizadas para fines distintos a los acordados”, señaló la seremi.

“Cuando el Estado invierte en infraestructura, parques, metro y en vialidad, lo que busca este proyecto es que, en esos lugares, se permita mayores niveles de densificación en la medida en que se construyan proyectos de integración social. Esto es viviendas para sectores medios como para sectores vulnerables. Puede haber gente que se oponga, pero yo creo que van a ser menos. Lo que hoy día la gente quiere es vivir en el centro de la ciudad, quiere destinar menos tiempo al transporte y más tiempo en la familia. Yo creo que nadie se puede oponer a que exista mayor integración, que es lo que busca el proyecto, y van a haber incentivos para familias de ingresos medios y vulnerables”, destacó el Director de Serviu Valparaíso, Tomás Ochoa.

ALCANCES DEL PROYECTO

Dentro de los alcances que se proponen, se considera el cambio de nombre y nuevas atribuciones, proponiendo el nombre de “Ministerio de Ciudad y Vivienda”.

Además, se le conferirá a la División de Desarrollo Urbano (DDU) del Ministerio de Ciudad y Vivienda, y a las Secretarías Regionales Ministeriales, la supervigilancia sobre los instrumentos de planificación territorial para facilitar el desarrollo de proyectos de integración social.

Un segundo punto destaca que la Integración Social y Urbana será el motor del nuevo ministerio, buscando avanzar hacia la integración social y, por otro, densificar las zonas de desarrollo urbano, a través de los Planes Reguladores Comunales (PRC), y Planes Reguladores Intercomunales (PRI), para que también puedan establecer Zonas de Integración Urbana.

La nueva política de “Arriendo Protegido”, considera la construcción de viviendas para el arriendo, propiedades que, de aprobarse el proyecto, serán ejecutadas y administradas por entes privados para ser habitadas por beneficiarios de subsidios de arriendo.

De esta forma,  se facultará a los Servicios de Vivienda y Urbanización (Serviu) para concesionar, mediante licitación pública, el uso y goce de terrenos de su propiedad, bajo la condición de contemplar un porcentaje de viviendas destinadas a beneficiarios del subsidio de arriendo.

Finalmente, se buscará fortalecer la fiscalización y modificar las prohibiciones a viviendas sociales. En el proyecto de ley se establecerán excepciones al plazo de prohibición de venta de una vivienda que haya sido objeto de subsidio, que actualmente es de 5 años o más, dependiendo del subsidio recibido. 

Deja un comentario