lunes, junio 21, 2021

Destacado, Policial

Con la participación de imputados reconstituyen escena del robo con homicidio de comerciante andino

Cadena perpetúa. Eso es lo que pide Gabriel Muñoz Alfaro, para los autores del robo y homicidio que en febrero de 2018,tuvo como protagonista y víctima fatal a su hermano Miguel, un hecho que generó enorme consternación,, dado que los antisociales actuaron con enorme violencia  cuando abordaron a la víctima y su trabajador, en las dependencias de General del Canto.

Cadena perpetua por la vileza con que actuaron estos antisociales, que le arrebataron la vida a su hermano y que dejaron no solo un gran vacío en un grupo familiar, sino que cayeron en lo más bajo al cometer un crimen tan horrible.

Fue en el contexto de la diligencia de reconstitución de escena, que este jueves también estuvo presente Gabriel, el hermano de Miguel Muñoz Alfaro. Según dijo, participar de este procedimiento, no deja de tener una connotación dolorosa, reafirmando la idea sobre la importancia de dictar en contra de estos tres sujetos, una pena de cadena perpetua.

 

Cabe consignar que por la robo y asesinato de Miguel Muñoz Alfaro, son tres los imputados que actualmente se encuentran sujetos a la cautelar de prisión preventiva: A.S.V., alias “El Angelito”, R.Y.F. y C..S.L., apodado “El Samy”. En la diligencia de este jueves, los dos últimos fueron los que participaron, dado que “El Angelito”, participó en una reconstitución de escena por este mismo crimen, el año pasado.

El fiscal de la causa, Raúl Ochoa, entregó antecedentes sobre el procedimiento, señalando que “lo que se busca es esclarecer cómo fue que ocurrieron los hechos, la dinámica de los mismos y la responsabilidad que le cabe a cada uno de ellos”.

Sobre las responsabilidades de cada uno de los imputados en este episodio, el fiscal señaló que hay claridad acerca de los roles que desempeñaron. Por ejemplo, explicó que en el caso del antisocial apodado “el Angelito”, este fue quien disparó en contra de Miguel Muñoz Alfaro, disparo que finalmente le costaría la vida.

 

Este caso data del 26 de febrero de 2018, cuando Miguel Muñoz Alfaro y un trabajador, se encontraban descargando mercadería en la bodega de su local en el sector General del Canto en Los Andes, fue entonces que los abordaron estos tres antisociales que a punta de pistolas los condujeron al interior del recinto, donde pretendían sustraer cigarrillos. Mientras el trabajador recibió un golpe con la empuñadura del arma, la peor parte la sacó el dueño, Miguel Muñoz recibió un disparo en la frente que, días después le significaría la muerte en el Hospital San Camilo de San Felipe.

Deja un comentario