sábado, febrero 04, 2023

Destacado, Educación

DAEM y Oficina de la Juventud articulan trabajo para hacer frente al bullying y ciberbulling en escuelas y liceos de San Felipe

Un trabajo articulado, que permita enfrentar la problemática del bullying y del ciberbulling, más aun considerando el hecho que las nuevas generaciones son asiduos usuarios de las Tecnologías de la Información y la Comunicación, TICs, es el que acordaron iniciar la Dirección de Administración de Educación Municipal DAEM, a través de su área Psicosocial, en conjunto con la Oficina Municipal de la Juventud.

Lo anterior, a propósito de la realidad que se enfrenta en los establecimientos educacionales dependientes de la corporación edilicia y que por cierto, están evidenciados en los resultados que arrojó un instrumento de medición aplicado el 2018, donde se pudo constatar que este no es un tema ajeno a ninguna escuela o liceo, más aún, la prevalencia de casos se presenta entre las niñas, aunque es transversal en cuanto a género y edad.

El área psicosocial de la DAEM, que dirige la Psicóloga Sybilla Pöetzsch, a través de sus duplas en colegios, así como por medio del trabajo de profesionales de programas tales como Habilidades para la Vida, han asumido este trabajo hace ya varios años. Sin embargo, la tarea no ha concluido y lamentablemente, reconoce la profesional, la amenaza de nuevos casos es latente, más aún considerando el hecho que la gran mayoría de los estudiantes maneja teléfonos celulares y computadores, donde tiene acceso a aplicaciones que favorecen muchísimo la violencia cibernética. Es más, este ciberbullying se torna más difícil de abordar -no olvidemos que el año pasado una adolescente se suicidó a propósito de que era víctima de este flagelo-, por cuanto la exposición es mayor: las redes sociales favorecen que este tipo de situaciones no solo se reduzcan a un grupo curso o de colegio, sino que se amplíe de manera preocupante.

La aplicación de un instrumento de convivencia escolar, durante 2018, permitió conocer la realidad de los establecimientos. Los resultados, fueron analizados por el Ministerio de Educación, estableciendo porcentajes de niños y niñas víctimas de acoso, la cifra de escolares que decidieron no hacer nada al respecto, de quienes lo denunciaron, entre otras variables.

Se trata de un instrumento que permitió contar con información categórica: como señalábamos, son las niñas las que más incurren en esta práctica. Y por cierto, ya no a partir de los clásicos elementos de antaño: características físicas que están fuera de los “cánones de belleza”. Hoy, cualquier rasgo o cualidad puede convertirse en una amenaza, incluso una virtud.

En este plano, el coordinador comunal de la Oficina de la Juventud, Esteban Herrera Zamona, manifestó que a partir de la instrucción del Alcalde Patricio Freire, se resolvió articular los esfuerzos que realizan con los de la DAEM, para así generar una política preventiva, que en definitiva redunde en una mejor convivencia escolar, pero también, en fortalecer el autoconcepto de niños, niñas y adolescentes.

Esta labor contará también con el apoyo de dos profesores, María Teresa Ulloa y Richard Lohsen, quienes si bien están dedicados a la formación de modelos, apuntan su labor a empoderar a niños, niñas y adolescentes. Según explican, no son pocos los casos de estudiantes con los que ellos han trabajado y que han sido objeto de bullying, y con quienes han orientado su labor a entregarles herramientas que les permitan fortalecerlos y darles mayor seguridad.

Deja un comentario