martes, mayo 17, 2022

Aconcagua

Diputada Marzán ofició a ministro de salud por serios problemas en atención hospitalaria en las provincias de San Felipe y Los Andes

La parlamentaria denuncia “más de 20 horas de esperas en atención de urgencias de adultos, generando aglomeraciones de pacientes que incluso han sido atendidos en lugares no habilitados como pasillos, sofás, y otros”. Pidió al Gobierno ampliación de camas y recontratación de personal. 

“Si bien se inauguraron las nuevas dependencias de los hospitales Gustavo Fricke y Bi Provincial Quillota – Petorca, dichos recintos cuentan con menor capacidad de camas en comparación con la infraestructura anterior”, alertó la diputada Carolina Marzán.

La diputada Carolina Marzán, ofició al ministro de Salud, Enrique Paris y al Director del Servicio de Salud Viña del Mar – Quillota, Alfredo Molina, para solicitar la ampliación de la oferta de camas en la red de atención pública de salud, a fin de enfrentar la alta demanda en el cual se encuentra inmerso el sistema a nivel regional y provincial, considerando los aumentos de casos Covid-19 y atendiendo al colapso de hospitales y unidades de emergencia que ha manifestado la comunidad y representantes de funcionarios de la salud del distrito que representa. La parlamentaria también solicitó la recontratación de profesionales de la salud, en apoyo a la dotación actual.

Marzán señala que “Le solicité al ministro Paris, ampliar la oferta de camas en la red de atención pública de salud, para disminuir el actual colapso del sistema público regional y provincial y que asegure la coordinación efectiva entre los distintos hospitales, gestionando eficientemente las camas disponibles en la red pública y atendiendo a un problema estructural, ya que si bien se inauguraron las nuevas dependencias de los hospitales Gustavo Fricke y Bi Provincial Quillota – Petorca, estos recintos cuentan con menos capacidad de camas que la infraestructura anterior”.

La parlamentaria agregó que “También solicité la recontratación de profesionales de salud para apoyo a la dotación actual, ya que el personal con el cual se contó durante los periodos más duros de la pandemia, no fue recontratado, lo cual está dejando como resultado esperas de un promedio de 20 horas en urgencias, generando aglomeraciones de pacientes que incluso han sido atendidos en lugares no habilitados como pasillos, sofás, y otros. El Estado debe asegurar condiciones básicas de funcionamiento digno en la atención de salud y garantizar los derechos de las personas y del personal de salud”.