viernes, septiembre 24, 2021

Policial

En prisión preventiva quedaron dos de los tres detenidos por el incendio a vehículos de funcionarias del hogar María Ayuda

En prisión preventiva quedaron dos de los tres detenidos por el incendio de dos vehículos particulares pertenecientes a funcionarias del hogar residencial María Ayuda de San Felipe, confirmando el fiscal Benjamín Santibáñez, a cargo del caso, que uno de los imputados es el padre de una adolescente que se encuentra internada en el recinto, mientras que el segundo, es investigado por violación en contra de la misma menor de edad.

En la mañana de este martes se realizó la audiencia de formalización de la investigación por el delito de incendio, en contra de estos dos individuos, entregando detalles de lo ocurrido el fiscal, quien solicitó la máxima cautelar establecida para ambos imputados.

De acuerdo al relato del fiscal, en la mañana del lunes los padres de una adolescente que se encuentra por orden del Tribunal de Familia de San Miguel, junto a su hija, en el hogar residencial “Nuestra Señora de la Visitación”, de María Ayuda, concurrieron acompañados de un tercer individuo, que es investigado por el delito de violación en contra de esta adolescente, hasta el recinto ubicado en la intersección de las calles Guillermo Echeverría con La Reconquista.

Tras permanecer largo rato en las inmediaciones, por donde dieron varias vueltas despertando las sospechas de vecinos, el padre de la adolescente llamó por teléfono a la residencia solicitando ver a su hija, con la finalidad de entregarle un obsequio, pues el día domingo había estado de cumpleaños.

La respuesta de la encargada de educación del recinto fue categórica: debía contar con la autorización judicial para poder verla.

 

Indignado tras la negativa de la funcionaria, el padre de la adolescente concurrió a una bomba de bencina donde compró un bidón que cargó con combustible, el que posteriormente roció sobre los vehículos pertenecientes a la directora del recinto, así como a una trabajadora social, para luego prenderles fuego y darse a la fuga.

 

Tras ser ubicados los dos autores del incendio por personal de Carabineros en la Región Metropolitana, pasaron a disposición del Tribunal de Garantía de San Felipe, donde el fiscal Benjamín Santibáñez formalizó la investigación en su contra por el delito de incendio, decretándose la medida cautelar de prisión preventiva y disponiendo el magistrado un plazo de 60 días para el término de la investigación por este delito.