jueves, septiembre 16, 2021

Region

Enfermera UCI: “Estamos trabajando al límite de nuestras capacidades”

Ana Robles, egresada de la Universidad de Playa Ancha (UPLA), advierte que, en muchos casos, no hay estabilidad contractual para quienes están en primera línea resguardando la salud y la vida de las personas.

Un llamado a las autoridades de salud a abrir nuevos cargos para enfermeros en los hospitales públicos a fin de disminuir el déficit de quienes atienden a los pacientes graves de Covid-19 formuló Ana Robles Bustamante, profesional de la Unidad de Pacientes Críticos del Hospital Clínico IST y de la UCI del Hospital de Quilpué.

La enfermera, egresada de la Universidad de Playa Ancha (UPLA), sostuvo que, en el actual contexto sanitario, los profesionales que atienden a los pacientes en las Unidades de Cuidados Intensivos (UCI) están trabajando al límite, no solamente por la sobrecarga laboral, sino también por las condiciones en que lo hacen, lo que genera un alto estrés en los equipos que laboran en las UCI.

“Uno como enfermera, enfermero, hace su trabajo con todo el amor, cariño y profesionalismo del mundo, sin embargo, las condiciones laborales en todo su contexto, no están ajustadas para quienes estamos sacando adelante a las personas de esta crisis mundial. Todos estamos trabajando al límite de nuestras capacidades… Hoy día tenemos pacientes que están extremadamente graves, muchos cuidados de enfermería y el personal, además de agotado, está sobrecargado”.

Subrayó que, actualmente, la recomendación es contar con una enfermera cada dos pacientes ventilados. Sin embargo, Ana Robles sostuvo que en la práctica esto no sucede, ya que deben atender a tres pacientes, sin contar con todo el equipo técnico y humano necesario para entregar una atención de salud de excelencia como se merece cada chileno, lo que genera mucho cansancio y estrés en el personal, además de sentimientos de angustia e incertidumbre por nuestros pacientes.

La profesional dijo además que este déficit de profesionales se arrastra desde hace tiempo y que ahora la pandemia visibilizó esa situación. Por ello, aseguró que aumentar el número de enfermeras y enfermeros no solo favorecerá al gremio, sino también a los propios pacientes, al asegurar la calidad de la atención.

”El último informe de la OMS (Organización Mundial de la Salud) sugiere invertir en contratación de profesionales de enfermería, porque eso mejora el bienestar de la población. En muchas ocasiones no hemos dado a abasto con todos los cuidados que requieren tres pacientes graves. Muchas veces se tiene que priorizar a qué paciente más grave se atiende”, dijo la profesional, quien subrayó lo complejo que era estar horas dentro de una unidad aislada con un paciente descompensado. 

Finalmente, aseguró que el enfermero y enfermera es la columna vertebral del sistema de salud, tanto público como privado, y que se deben garantizar, por tanto, las condiciones laborales para que sigamos protegiendo con garantías la salud de los chilenos.