lunes, septiembre 27, 2021

Policial

Entrenador deportivo fue formalizado por los delitos de abuso sexual reiterado y violación en contra de una niña de 14 años

90 días fijó como plazo el Tribunal de Garantía de Los Andes, para que el Ministerio Público investigue a un entrenador deportivo que fue formalizado por los delitos de abuso sexual reiterado y violación en contra de una niña de 14 años.

Se trata de una investigación que fue formalizada en mayo pasado y que salió a la luz esta semana, tras conocerse que este individuo de iniciales O.L.P., se encuentra cumpliendo la medida cautelar de prisión preventiva en la cárcel de Petorca, como medida de seguridad.

Actualmente, el hombre tiene 36 años, no obstante, los abusos en contra de la niña se iniciaron hace ya varios años, cuando vivía en la casa de su madre, también abuela de la víctima.

Tras ganarse su confianza el sujeto comenzó a abusar de ella, para luego avanzar en esta dinámica e iniciar los ultrajes que se mantuvieron por largo tiempo, situación que fue advertida por sus seres queridos cuando constataron cierta sexualización de la conducta de la menor de edad.

Fue así como se inició una investigación de largo aliento por parte del Ministerio Público, la que permitió constatar la ocurrencia de esta serie de ilícitos y la participación, en calidad de autor, de este individuo, quien finalmente fue objeto de formalización de la investigación en su contra, según lo informado por el fiscal Alberto Gertosio.

“Estos hechos, tal como se señalan en la formalización, se desarrollan en circunstancias que el imputado, aprovechando la confianza y la relación que había con la menor que era hermana de su pareja, procedió en reiteradas ocasiones a realizar acto de significación sexual de relevancia como las ya señaladas”.

De acuerdo a la información que se ha conocido, el imputado incluso abrió una academia de Cheerleaders, donde participaban niñas y adolescentes, por lo que se investiga si hay otros casos asociados, producto de esta actividad que inició este sujeto.

“El Tribunal estimó que la libertad del imputado era peligrosa para la Seguridad de la sociedad, teniendo en cuenta el carácter de lo ilícito y que involucra a un menor de 14 años y además peligrosa para la seguridad de la víctima, que aún es menor de edad. Asimismo, se fijó un plazo de investigación de 90 días y se decretó respecto al imputado por las consideraciones, ya señaladas la cautelar de prisión preventiva”, finalizó el fiscal.