Esval realiza millonaria inversión para evitar colapsos de colectores en el marco del Plan Invierno

434Views

En pleno desarrollo de su programa de mantenimiento preventivo, que considera para este año la limpieza de 432 kilómetros de redes de aguas servidas, a nivel regional y 65 en el valle de Aconcagua, se encuentra la empresa sanitaria Esval.

Como parte de este programa y con especial foco en el próximo invierno, la sanitaria realizó operativos preventivos en las poblaciones Irene Frei, de Los Andes y Villa La Estancia, de San Felipe. El objetivo de esta labor es reforzar la mantención de la red de colectores y garantizar la continuidad del servicio de recolección y traslado de las aguas servidas. 

Para cumplir este fin, la empresa trabaja con un sistema de video inspección, que permite -a través de diminutas cámaras- contar con un diagnóstico preciso del estado de la red o detectar obstrucciones al interior del colector, logrando prevenir emergencias y evitar colapsos del sistema.

En los operativos, un camión jet mostró parte del mantenimiento preventivo, que consiste en succionar el caudal desde las cámaras de alcantarillado e introducir agua a alta presión para desobstruir el colector. Además, se exhibieron imágenes de la video inspección, con ejemplos de obstrucciones causadas por el exceso de grasa y otros residuos.

“Hace algunos meses estamos trabajando para prevenir situaciones propias del invierno, en que el sistema de recolección se ve impactado por la incorporación de aguas lluvias y la acumulación de grasas, basura y otros desechos. Desde marzo comenzamos con operativos de limpieza de nuestros colectores principales, junto con la revisión especial de puntos críticos. Además, hemos incorporado tecnologías que nos permiten ser más eficientes en el monitoreo de la red y mejorar nuestros tiempos de respuesta”, dijo el subgerente zonal de Esval, Ennio Canessa.

Canessa agregó que, a este trabajo, se suma la estrecha colaboración con las autoridades locales a través de los comités de emergencia. Al mismo tiempo, llamó a la comunidad a cuidar el alcantarillado, pues alrededor del 60% de las emergencias asociadas a la red de aguas servidas, se producen por el mal uso del sistema.

Esval entregó las siguientes recomendaciones a la comunidad, con el fin de incentivar el uso correcto del alcantarillado y prevenir emergencias:

  • No conectar los sistemas de aguas lluvias al alcantarillado, ya que el caudal puede sobrepasar la capacidad del colector.
  • Juntar las hojas y basura en bolsas para depositarlas en los lugares indicados, con el fin de prevenir obstrucciones del alcantarillado.
  • No abrir tapas de cámaras para evacuar las aguas lluvias.
  • Evitar arrojar toallas, plásticos, pañales u otros residuos al WC, ni restos de alimentos o aceites al lavaplatos, ya que esto puede obstruir el sistema, causando que afloren aguas servidas.
  • Denunciar el robo de tapas de alcantarillado, ya que esto pone en peligro el tránsito de personas y vehículos, y aumenta el ingreso de objetos extraños a la red.

Deja una respuesta