jueves, mayo 19, 2022

Aconcagua, Los Andes

Hospital de Los Andes implementa la subespecialidad de radiología intervencional

Procedimiento presenta ventajas de tiempo y costos para el diagnóstico y tratamiento de diversas enfermedades. 

La Radiología Intervencional (RI) es una subespecialidad de la radiología que se encarga de realizar procedimientos mínimamente invasivos, guiados por imágenes radiológicas, ecográficas o de scanner; a fin de realizar diagnósticos, o bien tratar algunas enfermedades, en reemplazo de otras técnicas quirúrgicas más invasivas.

Durante el presente año la Dra. Catalina Rodríguez, Radióloga del Hospital San Juan de Dios de Los Andes, realizó una pasantía de 8 meses en el Hospital Dr. Hernán Henríquez Aravena de Temuco, referente latinoamericano de la subespecialidad, donde aprendió la técnica de RI para replicarla en el HOSLA.

La profesional explicó que, al tratarse un procedimiento mínimamente invasivo, la RI tiene muchos beneficios para los pacientes, porque están expuestos a menores riesgos, menos complicaciones post operatorias y menor tiempo de hospitalización. A modo de ejemplo, la Dra. Rodríguez explicó que, en el caso de pacientes con sospecha de cáncer, es posible obtener muestras para biopsias con pequeñas agujas y evitar cirugías más complejas.

La radióloga indicó también que estos procedimientos pueden hacerse de forma ambulatoria o con hospitalizaciones muy breves, con anestesia local, o mínima sedación. Así, un paciente puede realizarse el procedimiento en la mañana y volver a su domicilio en la tarde o al día siguiente, con los conocidos beneficios que implica estar en la casa.

Si bien la RI tiene amplio uso en el diagnóstico y tratamiento de diversas enfermedades, la Dra. Rodríguez indicó que en el HOSLA estos procedimientos tendrán mucha utilidad para los pacientes con diagnóstico o sospecha cáncer, no sólo para obtener biopsias, sino también para tratar tumores de manera subcutánea, sin necesidad de cirugía.

Sin duda, el desarrollo de la Radiología Intervencional otorgará mayores alternativas de tratamiento a los pacientes del HOSLA, con menores riesgos y menos costos económicos, familiares y sociales, asociados a enfermedades tan complejas como el cáncer.