domingo, enero 23, 2022

Comunas, Destacado, San Felipe

Indignación genera medida de junta de vecinos de Villa Bernardo Cruz que autorizó a 40 comerciantes del sector para desarrollar feria de las pulgas en sector Costanera

Pese a que aún el concejo municipal no ha llevado a votación la petición de un grupo de más de cien vecinos que desean instalar una Feria de las Pulgas en el sector de  Costanera, este lunes se hizo pública la noticia acerca de que la junta de vecinos de la Villa Bernardo Cruz, o al menos una de sus dirigentes, había autorizado el funcionamiento de esta feria, pero con un tope de 40 vendedores, todos residentes del sector.

Sin conocer el detalle acerca de la forma en que se seleccionó quienes formarían parte de la feria, ni tampoco el eventual resquicio que les permitía disponer de este espacio de venta, la vocera de los comerciantes agrupados en la Feria de las Pulgas Costanera, Paula Valdivia, llegó la mañana de este lunes al municipio a buscar respuestas.

Curiosamente, Paula Valdivia es vecina de la Villa Bernardo Cruz, pero quedó fuera del grupo de 40 residentes que tienen la venia de la junta de vecinos, o al menos, de una de sus dirigentas que sería –aparentemente- quien impulsó esta medida. Según dijo, resulta del todo incomprensible esta medida, pero más aún, el hecho que desde el municipio se desconocía por completo lo que estaba ocurriendo con esta organización.

En la mañana de este lunes salió a aclarar la situación el alcalde Patricio Freire, quien aseveró que este tipo de instancias, de carácter comercial y de emprendimiento, deben pasar obligadamente por el arbitrio del concejo municipal, sin que exista otra fórmula para su funcionamiento legal. Señaló que el tema no ha sido visto aún por este órgano, por lo tanto no puede ser la junta de vecinos la que resuelva si funciona o no, como tampoco quienes pueden o no ser parte de ella.

En este mismo sentido, la concejal Patricia Boffa reconoció su sorpresa por esta situación, explicando que hasta el momento no hay autorización para esta feria de las pulgas. Señaló que una de las alternativas que se ha planteado a los vecinos que están agrupados en torno a esta fórmula de emprendimiento, dice relación con la posibilidad de arrendar multicanchas de sectores poblacionales, para que sea en estos lugares donde desarrollen su feria. No obstante, recordó que estas ferias, si bien persiguen un objetivo destacable, a la larga terminan generando un impacto negativo en las comunidades donde se insertan.

Por lo pronto, la autorización de 40 cupos para una feria como lo planteó la junta de vecinos, o al menos una de sus dirigentes, quedaría sin ningún sustento y por lo tanto, los emprendedores deberán esperar hasta saber qué resuelve el concejo municipal, que no ha puesto en tabla la petición. Si bien el concejo considera para tomar la decisión la autorización de la directiva completa de este órgano representativo de un sector poblacional y es más, esa autorización estaría ya en poder del municipio, el tema no se ha votado y por lo tanto, la feria no puede funcionar.

Deja un comentario