miércoles, junio 16, 2021

Destacado, Uncategorized

Intendente asegura que el lunes a más tardar entregarán ayuda a crianceros

Consciente de la realidad que enfrentan las provincias de Los Andes, Petorca y San Felipe, se mostró el intendente Jorge Martínez, quien tras reunirse con alcaldes de la Región de Aconcagua, afirmó que a pesar de las diferentes políticas que pueden existir, hay plena coincidencia de la gravedad de la crisis hídrica que -afirmó- desgraciadamente “está recién comenzando”.

Junto con agradecer el deseo de dejar de lado cualquier interés particular para avanzar en la búsqueda de medidas, el jefe regional manifestó que uno de los problemas más delicados, es favorecer la alimentación de ganado, explicando en todo caso que hay una instrucción categórica del Presidente Sebastián Piñera, en cuanto a desarrollar obras que permitan atender la diversidad de problemáticas que se generan a partir de la falta de agua.

El aseguramiento del riego, para que no dañe la actividad agrícola, según el intendente, es uno de los temas respecto de los cuales está el compromiso de disponer los recursos y las voluntades para hacerle frente.

 

La autoridad afirmó que ya está tramitándose la declaración de zona de catástrofe para la región de Valparaíso y se espera que a la brevedad posible, se materialice y con ello, comiencen a gestionarse más recursos que permitan ir en ayuda de los territorios.

Añadió que en el caso de los ganaderos, que en la actualidad son los más perjudicados por la crisis hídrica, este viernes comienza la entrega de ayuda, traducida esta en dinero para que puedan disponer de la compra de alimento, al tiempo que iniciarán un proceso para inscribir a aquellos crianceros que actualmente no están en los registros de Indap y Prodesal de cada comuna, para que también puedan ser favorecidos con el apoyo gubernamental.

 

Frente a las críticas por la falta de preparación ante esta situación, que muchos previeron hace ya varios meses, el intendente afirmó que hasta mayo, había altas expectativas respecto de los efectos del fenómeno del niño en la zona central del país, pues los expertos señalaban que se presentaría con mucha lluvia, algo que en la práctica no ocurrió.

De ahí que a partir del quinto mes de este año precisamente, iniciaron las acciones para hacer frente a esta crisis.

 

Así las cosas, se espera que a partir de este viernes o el lunes se inicie la entrega de ayuda a los crianceros, que hoy por hoy son los más afectados por la crisis hídrica, aun cuando se entiende que no serán más de 200 mil pesos los que recibirán, como máximo, dependiendo de la cantidad de cabezas de ganado. Así, se hace urgente el decreto de zona de catástrofe y por lo tanto, hay esperanza entre las autoridades comunales, acerca de nuevas medidas que permitan enfrentar de la mejor forma esta dura crisis.

Deja un comentario