viernes, diciembre 09, 2022

Aconcagua, Destacado, Los Andes, Policial

Ministro en Visita Mario Carroza procesa y dispuso detención del ex director general de Carabineros

Tal como lo había anunciado el lunes, durante la visita que realizó al cuartel de la Tercera Comisaría de Los Andes, en la mañana de ayer el ministro de la Corte de Apelaciones de Santiago sometió a proceso y ordenó la detención del ex general director de Carabineros, Bruno Villalobos, por su presunta participación en calidad de cómplice, del estudiante Patricio Manzano González, hecho ocurrido en febrero de 1985.

Patricio Manzano y otros estudiantes de la Universidad de Chile, fueron detenidos en circunstancias que se encontraban en el valle de Aconcagua realizando trabajos voluntarios como parte de las actividades programadas para ese verano del 85, por parte de la FECH.

Sin embargo, durante el período en que estuvo detenido el joven, habría sido sometido a malos tratos físicos por parte de personal de Fuerzas Especiales. Según está establecido, en ese entonces, Bruno Villalobos era teniente y se desempeñaba en la Tercera Comisaría, donde a su vez, el comisario era Ruperto Soto, quien también fue sometido a proceso en la jornada de ayer y por cierto, fue detenido por el OS-9 de Carabineros.

Como se recuerda, en la mañana del lunes el ministro Carroza manifestó que la visita al cuartel policial andino había resultado ser clave en la toma de decisiones.

De esta manera, el ministro resolvió el procesamiento de Bruno Villalobos y del ex comisario de Los Andes Ruperto Soto, como presuntos cómplices en aplicación de tormentos con resultado de muerte, en la persona de Patricio Enrique Manzano González, previsto y sancionado en el artículo 150 número 1 del Código Penal a la fecha de los hechos, recordemos, el 8 de febrero de 1985.

Patricio Manzano, luego de ser sometido efectivamente a torturas que consideraban el famoso aporreo, donde junto a sus compañeros de la FECH lo obligaron a correr sin detenerse por largo rato, en horario de altas temperaturas y además, en medio de golpes que les efectuaban efectivos policiales. Manzano murió posteriormente producto de un paro cardiorespiratorio, como consecuencia de lo ocurrido.

Sin bien Villalobos aseguró no haber escuchado en ningún momento algún ruido que lo llevara a pensar que algo extraño ocurría en la unidad policial y es más, aseguró que la distancia y los callejones interiores, además del ruido de una fiesta en un domicilio cercano, le impidieron establecer lo que estaba sucediendo, las pruebas y la inspección ocular del ministro Carroza permitió confirmar que los dichos del ex uniformado, no tenían asidero alguno.

Deja un comentario