miércoles, junio 16, 2021

Comunas, Destacado, Los Andes

Municipio de Los Andes pagará 46 millones de pesos mensuales por 30 años para tener nuevo edificio consistorial

Fue en el mes de diciembre, durante una sesión extraordinaria del Concejo Municipal de Los Andes, que, sin mucho aspaviento entonces, se aprobó la construcción de un nuevo edificio consistorial para  el municipio de Los Andes: ubicado en los terrenos de la ex aduana de Hermanos Clark, la mayoría de los concejales y el alcalde Manuel Rivera, acogieron la iniciativa en atención a la necesidad de contar con más y mejores espacios para el desarrollo de la labor de los distintos equipos municipales.

Si bien hasta ahí todo bien, pues se entiende que las necesidades han aumentado y son muchos más las unidades y departamentos que funcionan al alero de la corporación edilicia, lo llamativo fue que a excepción del edil comunista Miguel Henríquez nadie cuestionara el desembolso de recursos que debe realizar la municipalidad.

Este martes, el concejal Miguel Henríquez hizo público el dato: 46 millones de pesos mensuales, durante 30 años serán los que deberá pagar el municipio. 30 años y una vez concluido ese período, recién el edificio pasará a ser de propiedad edilicia.

En apenas una sesión y sin necesidad de mucha discusión, se aprobó esta iniciativa, que está incluida en un ambicioso proyecto que una empresa planea para el terreno de Hermanos Clark.

 

La noticia, que ha causado sorpresa en muchos sectores, más aún considerando que hace poco tiempo todavía se hablaba de una cuantiosa deuda de arrastre que registraba el municipio y más atrás, de las fórmulas que se barajaron para resolver los problemas económicos que enfrentaba el municipio.

Sin embargo, de este proyecto se viene hablando hace ya casi dos años. Al poco tiempo de asumir la alcaldía, Manuel Rivera incluso expuso la iniciativa ante autoridades de Gobierno, comentando que en los terrenos de la Ex Aduana, se proyectaba un verdadero centro cívico, que bajaba por cierto la ambición de bomberos de contar ahí con un centro de entrenamiento, pero que convertiría este sector en un tremendo polo de desarrollo, pues se incorporaba un polideportivo, el cuartel de la segunda compañía Pompa Roma, una plaza cívica, oficinas comerciales y edificios residenciales.

Claro, cuando se habló entonces de esa iniciativa, el edificio municipal tenía un costo de 8.500 millones de pesos. Hoy, el recinto consistorial representaría una inversión de 16 mil millones de pesos y por cierto, pensando en el valor de hoy, pues las cómodas cuotas pagaderas a treinta años, se calculan en unidades de fomento.

Henríquez, que ya tiene la experiencia de contrato de parquímetros por 30 años, asegura que no es justo dejar amarrado un contrato de esta extensión, pero más aún, que en atención a la deuda municipal y las necesidades de la comuna, no corresponde darse un gustito por un edificio que, sin bien de 8 pisos (de los cuales cuatro serían para el municipio), podría construirse por menos dinero.

 

Lo cierto en todo caso es que el proyecto ya fue aprobado por el concejo municipal, pues si bien hubo un voto en contra, este no tiene mayor implicancia para darle el vamos.

Henríquez reconoce que, aun cuando las condiciones del actual edificio municipal no se condicen con las necesidades, resulta necesario sopesar de mejor forma cuáles son las reales necesidades de la comuna, antes de pensar en invertir 16 mil millones de pesos en una nueva infraestructura.

Deja un comentario