Las autoridades comunales han coordinado acciones activamente y serán un ente intermediador entre las familias afectadas por la falta de agua en sus hogares, el Comité de Agua Potable de Casablanca y el Gobierno para que, desde el poder central, se pueda elaborar un proyecto estructural que permita que el vital elemento llegue a cada una de las casas del sector.

Con la presencia desde un primer momento de las autoridades locales en el sector de Casablanca, la tarde de ayer el municipio de Putaendo comenzó a ser un mediador activo entre las familias que reclaman que no han tenido agua para consumo hace días y el Comité de Agua Potable del lugar.

Si bien, por Ley, los municipios no pueden tener injerencia en los asuntos internos de ningún APR, desde la semana que la entidad liderada por el alcalde Sergio Zamora ha estado ayudando al Comité enviando camiones aljibes.

Además, de acuerdo a las demandas de las familias afectadas, ayer jueves se volvió a enviar camiones aljibes y también, tras una rápida coordinación municipal, se entregó agua en bidones a las familias.

“Escuchamos y nos pusimos en el lugar de los vecinos. El municipio ha dispuesto de una máquina retroexcavadora y de los técnicos de la Dirección de Obras (DOM) para revisar, al parecer, una rotura de matriz que hizo saber Esval el día de ayer (jueves) mediante un informe. Nosotros no sabíamos todavía de esa rotura. Estábamos enviando camiones aljibes, pero ayer en terreno este administrador se percató que el APR no tiene problemas de agua. El problema es la conducción y el agua que no llega a las casas. Esto podría ser por la rotura de matriz. Hoy (viernes) en la mañana, a las 8:30 de la mañana estuvo ahí la máquina trabajando”, explicó Mario Fuentes Romero, administrador municipal.

La mañana de este viernes, el alcalde Sergio Zamora se hizo presente en el lugar para revisar las condiciones de la rotura de matriz y proceder a repararla inmediatamente con recursos municipales. Por otro lado, el municipio llamó a una reunión con las familias que será el próximo martes por la tarde.

“Los vecinos nos han pedido que seamos un intermediario entre ellos, el APR y también el Gobierno, quien financia estas obras, para poder presionar de que priorice un cambio de redes del APR que es lo que se necesita en el futuro. ¿Por qué? Porque éste un APR que se inicia con aproximadamente 10 casas y hoy es un APR que tiene que abastecer a 100. Naturalmente que, aunque reparemos la rotura de matriz, va a seguir teniendo problemas”, informó el administrador municipal.

“El compromiso es que se priorice una intervención completa, aunque demore, no importa, pero por algo debemos comenzar. Nosotros empatizamos con la necesidad de agua, entendemos que no podemos seguir avanzando en otros proyectos por muy importantes que sean si no hemos resuelto algo tan básico como el agua para el consumo humano”, concluyó.