miércoles, mayo 18, 2022

Comunas, Destacado, San Felipe

Municipio de San Felipe advierte que al menos durante el mes de marzo, no se producirá el cambio de sentido de las calles del damero central

El director subrogante de la SECPLA en San Felipe, Rodrigo Salinas, salió al paso este jueves sobre las informaciones que han circulado en torno a la postergación indefinida del cambio de sentido de tránsito de algunas calles de la comuna, precisando que al menos durante marzo, eso no se producirá.

Según dijo el profesional, esta serie de obras enmarcadas en el Plan Maestro de Gestión de Tránsito han sufrido algunos retrasos como consecuencia de diversas situaciones ajenas al Serviu, que es el organismo mandante del proyecto, como del municipio. A modo de ejemplo, citó el caso de los trabajos correspondientes a la intersección de las Avenidas Maipú y O’Higgins, donde el año pasado, debido al cierre temporal por mejoramiento de sus pilares del puente Monasterio, no fue posible efectuar la intervención, por lo que cuanto el Puente El Rey se convirtió por varias semanas en el único acceso a la ciudad para los automovilistas que circulan por la CH-60 y la carretera San Martín.

Así las cosas, para la primera semana de marzo está programada la reunión entre el Municipio de San Felipe y la Dirección Regional de Serviu, donde se conocerá sobre la entrega definitiva de las obras de semáforos en el damero central de la ciudad, así como también para evaluar de manera conjunta la fecha más pertinente para proceder al cambio de sentido de tránsito, incluida la estrategia a implementar, tanto para minimizar el impacto que ello generará, como para la correspondiente socialización.

Según Salinas, este año será tranquilo en lo referido al tema vial, por cuanto no están contempladas obras de envergadura que generen complicaciones para el tránsito de vehículos, peatones y ciclistas. Explicó que si bien todavía restan algunos trabajos en lo que refiere al plan maestro de gestión de tránsito, así como la respuesta que debe dar la empresa a las observaciones por baldosas sueltas en algunos puntos, por ejemplo, lo cierto es que si de cortes de tránsito por trabajos pendientes, el único que se mantiene es el de la calle Abrahan Ahumada, que en todo caso ya está en su última etapa.

“Hay por distintos motivos diferentes atrasos, todos pertinentes de atender, pero ya estamos en los detalles finales, la obra física está casi resuelta y falta que Chilquinta empalme con electricidad los nuevos semáforos, lo que permite dar termino a esta obra, pero es el Serviu, en su rol de inspección técnica, la llamada a fiscalizar, entonces, estamos a la espera que informen cuando concluirá”, sentenció.

El director subrogante de la Secretaría Comunal de Planificación de la Municipalidad, llamó a la comunidad a estar tranquila, pues según dijo, tras este enorme proyecto que pretende mejorar la seguridad, los flujos de tránsito y la descongestión del damero central, existe un trabajo que se ha desarrollado de manera responsable y en consecuencia, todas las acciones venideras a impulsar irán en la misma sintonía.

Deja un comentario