domingo, octubre 17, 2021

Destacado

Pesar por fallecimiento de conocido profesor Sanfelipeño

Enorme impacto en la comunidad provocó la mañana de este miércoles, el fallecimiento del querido profesor, ex director de escuela y por cierto, instructor de disciplinas tales como chikun y yoga, Robinson Pradenas Fuentes, a la edad de 82 años.

Querido y respetado, no solo por su huella en la educación, donde tuvo el desafío -por ejemplo- de dirigir la Escuela Manuel Rodríguez, Robinson Pradenas es considerado por muchos, un verdadero líder transformacional. Tras su retiro del mundo de la educación, al cumplir la edad para jubilar, lo cierto es que este profesor no dejó pasar el tiempo y continuó en la senda de la enseñanza, ahora con una mirada más holística, marcada por la cercanía y el profundo compromiso con el desarrollo integral de las personas, sin importar edad, procedencia o condición social o educacional.

Fue así como en 2010, cuando inicia sus labores el Centro de Salud Familiar Segismundo Iturra, Robinson Pradenas se dirige a la entonces directora de ese CESFAM, hoy directora de Salud Municipal, enfermera Brito, para proponerle el desarrollo de un taller que promovía estilos de vida saludable y la puesta en valor de una disciplina oriental milenaria: el chikún.

Marcela Brito recordó ese momento con cariño, destacando la impronta y la enorme convicción que movía las actividades del profesor Pradenas.

 

Robinson Pradenas no solo tenía un discurso motivacional potente en torno al autocuidado y el desarrollo holístico; sino también que lo ponía en práctica. No era raro entonces verlo haciendo larguísimas caminatas, o desarrollar sus talleres desde muy temprano, a las 8 de la mañana, primero en el Cesfam Segismundo Iturra, luego en el Centro SER dependiente de la Dirección de Salud Municipal; donde lograba convocar a una gran cantidad de mujeres y hombres, muchos de ellos adultos mayores que reconocían en la práctica del chikún, una instancia para la liberación del estrés, los dolores e incluso las penas. De ahí que su partida conmueve al equipo de Salud Municipal.

 

De carácter bonachón, siempre sonriente y con un mensaje positivo, no es casualidad que, cuando en 2016 se decidió a ser candidato a concejal, lograra una amplia votación que, si bien no le permitió obtener un puesto en el concejo, si dejó entrever el enorme cariño, respeto y respaldo de muchos habitantes de la comuna.

Sus alumnos del chikún cuentan que quedaron muchas iniciativas pendientes: un viaje a China, paseos e instancias de reflexión y de esparcimiento. Desde la Dirección de Salud, Marcela Brito señala que el desafío ahora es lograr que la obra del profesor Pradenas trascienda, pues constituye una suerte de deber y expresión de gratitud por toda su entrega.

Deja un comentario