Este miércoles el Tribunal Oral en lo Penal de la comuna San Felipe dio a conocer la sentencia a imponer al acusado F.CH.P respecto al delito de parricidio frustrado.

Los hechos se remontan a la noche del 13 de abril del año 2020, “en los cuales el acusado, luego de intentar sofocar a su hijo menor de cinco años de edad y tras no conseguir aquello, procede a herirlo con un arma blanca a la altura de su pecho, originando lesiones graves que, de no mediar atención médica oportuna, hubiesen derivado en la muerte del menor. Afortunadamente no ocurrió aquello”, manifestó el fiscal de la causa Rodrigo Zapata.

Luego de ello el hoy condenado se presentó en las dependencias de la segunda comisaría de carabineros de San Felipe, señalando que minutos antes había matado a su hijo de 5 años, a quien habría apuñalado.

En la oportunidad, personal policial activó los protocolos correspondientes, trasladándose hasta el domicilio donde se encontraba el menor, quien aún presentaba signos vitales, dando aviso a los equipos de emergencia.

“El grado de desarrollo del delito es de parricidio frustrado, imponiendo el tribunal la pena efectiva de ocho años de privación de libertad pena de cumplimiento efectiva”, manifestó el Fiscal, agregando que “además, oficiando al Tribunal de Familia de la comuna de San Felipe a fin de que aquellos tomen conocimiento de tal resolución”.