Con un total de 14 brigadistas contará “Palma 23” de CONAF, grupo que estará desde la próxima semana operativo para combatir el fuego 

Por segundo año consecutivo, la zona de Aconcagua contará con una brigada forestal instalada en la comuna de San Felipe para atender los incendios de este tipo que se presenten en los territorios de esta provincia y Los Andes.

Se trata de una segunda vez, luego de que el año pasado esta unidad operativa dependiente de CONAF estuviera emplazada en la comuna de Panquehue, logrando de manera conjunta con Bomberos excelentes resultados en la respuesta a estas emergencias, lográndose disminuir la superficie afectada por esta clase de siniestros.

Así lo dieron a conocer de manera conjunta a través de un punto de prensa el gobernador de la provincia de San Felipe, Claudio Rodríguez y Sandro Bruzzone, director regional CONAF.

“Todo indica que una vez más tendremos altas temperaturas y esta vez, a diferencia del año pasado, donde tuvimos una dura sequía, afortunadamente cayó bastante agua y eso a la vez va a generar bastantes insumos para la ocurrencia de incendios forestales, así es que por segunda vez tenemos una muy buena noticia, donde estamos dando a conocer la instalación de una Brigada Forestal para combatir los incendios de carácter de pastizales. Esto significa no sólo que podremos combatir los incendios forestales de manera eficiente y eficaz, sino también de manera oportuna, lo más controlado posible y con eso no poner en riesgo a la población, ni las viviendas y con eso reducir el daño al ecosistema”, destacó el gobernador Rodríguez.

Asimismo, el director regional de CONAF, Sandro Bruzzone, precisó que esta brigada, denominada “Palma 23”, cuenta con una “dotación de 14 brigadistas combatientes, más el personal que le da servicio de transporte del móvil, el personal auxiliar de alimentación. En este comienzo, la brigada tendrá que operar en la modalidad de pandemia, manteniendo todas las medidas de seguridad, a través de turnos. En un principio las brigadas están programadas hasta el 31 de marzo y ahí se puede dar continuidad, dependiendo cómo esté la ocurrencia de incendios”.

De igual manera, Bruzzone detalló que “Palma 23” contará con equipamiento de terreno; con motosierristas, equipo de agua y un móvil terrestre; como primera respuesta o ataque inicial a una emergencia y dependiendo de las condiciones del incendio se definirá la intervención con aviones y la coordinación de recursos adicionales. “Para esto contamos con el aeródromo de San Felipe, para efecto de poder operar los aviones desde acá y eventualmente podríamos contar con los helicópteros que van a estar en operación en un mes más y con apoyo de las brigadas más cercanas”.

Cabe destacar que el mes de noviembre será de importancia para la constitución de esta brigada, la que se instalará con base en la comuna de San Felipe, en calle Condell N°35, quedando operativa a mediado de mes, luego del proceso de capacitación correspondiente. 

La presencia de esta brigada de extenderá hasta el 31 de marzo de 2021, periodo en el cual además se contempla de manera paralela la capacitación de personal de Bomberos del valle de Aconcagua; abordando temáticas relacionadas con el comportamiento del fuego, la prevención y el combate de incendios forestales.

En este sentido, el gobernador valoró esta nueva instalación y anunció que ya se está trabajando por mantener este servicio de emergencia en la zona. “En este segundo año consecutivo con el que contamos con una brigada, algo que nunca antes habíamos tenido, quiero agradecer al director regional de CONAF, con quien estamos conversando la posibilidad de avanzar algunos pasos para ojalá ya poder tener una brigada permanente para nuestras dos provincias, lo que significaría una solución definitiva a lo que es el combate a las emergencias de este tipo”. 

QUEMAS AGRÍCOLAS Y FORESTALES

Desde el 1 de octubre del 2020 y hasta el 31 de marzo del 2021, en la Región de Valparaíso, CONAF prohibió el uso del fuego para la eliminación de desechos agrícolas y forestales.

Las personas que transgredan esta normativa se exponen a multas de las 11 hasta las 150 unidades tributarias mensuales, e incluso a penas de cárcel, desde los 61 días hasta los cinco años.

En la Provincia de San Felipe, antes de que comenzara a regir la restricción, la Corporación recibió 28 avisos de quemas controladas, para una superficie de 30 hectáreas.