miércoles, febrero 08, 2023

Aconcagua, Comunas

Presidente de la Asociación de Alcaldes de la V Cordillera asegura que fortalecerán trabajo para lograr que el gobierno apure creación de la Región de Aconcagua

Desde 1826 y hasta 1976, nuestro país estaba dividido administrativamente en 25 provincias. Una de ellas era la de Aconcagua, que conformaban las comunas que integran lo que hoy en día son las provincias de Los Andes, Petorca y San Felipe.

El golpe militar y la nueva división político – administrativa del territorio nacional, que implicó la creación de regiones, generó una suerte de mezcla –en realidad macabra- del territorio de la hasta hace poco V Región (hoy región de Valparaíso a secas), al generar una conformación de mar y cordillera, que si bien de manera literal puede a muchos elaborar mucha poesía, en la praxis ha convertido a esta zona –la antigua provincia de Aconcagua- en patio trasero, sin mucho derecho a reclamo por las concesiones que se otorgan a la capital regional y con la obligación de agradecer por cada gesto parecido a la descentralización, que desgraciadamente no alcanza a apreciarse en la asignación de recursos.

Fueron algunos de estos elementos los expuestos por los alcaldes encabezados por el presidente de la asociación, Nelson Venegas, que este lunes llegaron a las oficinas del Subsecretario de Desarrollo Regional para argumentar por qué es tan importante avanzar hacia la creación de la Región de Aconcagua. La reunión era clave –y ya lo comentaba el presidente del Movimimiento Ciudadano Yo Amo la Región de Aconcagua Yuri Quiroz-: “El subsecretario Felipe Salaberry es el asesor directo del Presidente de la República en políticas de descentralización y de creación de nuevas comunas, provincias y sobre todo, de regiones. El Presidente a su vez, tiene la facultad exclusiva de enviar un proyecto de Ley para los efectos”.

Lo ocurrido sin embargo este lunes ya se conoce. El portazo –calificado incluso de ninguneo- de Salaberry a los dirigentes de movimientos ciudadanos; la abrupta salida de la autoridad nacional a minutos de iniciada la reunión y el desarrollo de una reunión que inicialmente programada a las 13 horas, a eso de las 14.30 para finalizar a las 16 y con noticias desalentadoras: el estudio de factibilidad para la evaluación de la creación de la Región de Aconcagua entregado en marzo, está desactualizado y por lo tanto, hay que hacer uno nuevo. En otras palabras, habría que partir de cero.

Nelson Venegas reconoce que la impresión que le deja la reunión sostenida con Salaberry, es que no hay intención de avanzar en este tema por parte del Gobierno,.

Venegas señala que si bien en su rol de presidente de la Asociación de Alcaldes de la Región Aconcagua, su deber es representar los intereses de toda la comunidad, pero también el pensamiento de todos los alcaldes, que tienen distintos colores políticos. No obstante, admitió que luego de conocerse la semana pasada los datos sobre la inversión regional para infraestructura vial, nuevamente las comunas de las provincias de Petorca, San Felipe y Los Andes quedaron en desmedro del resto de la región. Lo mismo ocurre en materia de transporte, cuando se anuncian monumentales inversiones para Valparaíso y Santiago, sin que exista un atisbo de ley espejo que permita cierto equilibrio respecto de comunas rurales. Más aún, lamentó que en el discurso presidencial no hubiese siquiera un anuncio para mitigar los efectos de la dura sequía que enfrenta la provincia de Petorca.

Si bien el panorama se visualiza poco alentador, a juzgar por la postura de Salaberry, que no aboga por la creación de más regiones, Venegas reconoce que un aspecto del todo positivo dice relación con la unidad de los alcaldes. Señaló que el largo rato de espera para reunirse con el subsecretario permitió alinearse como autoridades, conocer sus visiones –sobre todo de quienes poco y nada participan en las reuniones de la asociación- para acordasr acciones que él espera, se traduzcan en resultados exitosos. Aunque es poco probable avanzar a paso firme como se esperaba en este gobierno, afirma que hay compromisos que se deben cumplir. Un nuevo estudio, como mínimo.

Cabe consignar que uno de los críticos de la postura de los alcaldes, a propósito del llamado ninguneo que sufrieron de parte de Salaberry los dirigentes de movimientos sociales, fue el consejero regional Rolando Stevenson, quien manifestó que lo mínimo que debieron hacer los ediles, fue golpear la mesa al SUBDERE y exigir que ellos participaran del encuentro, legitimando así la relevancia que tienen como representantes de la sociedad civil movilizada.

Así las cosas, será la unión de los alcaldes –sin enfrascarse por cierto en situaciones anexas, como cuál será la capital de la región- y el liderazgo de los ediles, sumado al fortalecimiento del rol que desempeñen los concejales, a propósito de su presencia en el territorio y trabajo con la gente, para en definitiva movilizar, sensibilizar, educar y nutrir de argumentos a la comunidad, lo que permitirá lograr que desde el nivel central se comprenda que este anhelo, esta necesidad de reivindicación y reconocimiento, no pasa por colores políticos.

El tema pasa más bien por la restitución de un derecho que antaño, permitía mayor autonomía, pero además, mayor poder de decisión –sin necesidad de un viaje de dos horas en bus a Valparaíso o la atención de funcionarios públicos una vez al mes en “la zona interior”, casi como gracia- para los habitantes de un territorio que tiene la suficiente capacidad de plantearse como región, con los recursos y  las ganas para hacerlo, pero que por lo pronto, tendrá que dar la pelea para lograrlo.

Deja un comentario