lunes, septiembre 27, 2021

Aconcagua, Santa María

Productores de aceitunas de Santa María aseguran riego con construcción de nuevo tranque

Convenio entre INDAP y el Gobierno Regional permitió concretar una serie de iniciativas en el Valle de Jahuel para recuperar este importante sector productivo

Durante el presente año la cosecha de aceitunas del grupo de regantes del canal El Zaino en el valle de Jahuel, comuna de Santa María, bordea los dos millones de kilos, auspiciosa cifra que no se registraba desde hace más de una década, debido principalmente a la sequía que durante este periodo no le ha dado tregua a la zona.

La escasez hídrica en este territorio llegó a niveles dramáticos, siendo el cultivo de olivos uno de los rubros agrícolas más afectados. En el peor de los momentos la producción aceitunera del sector en muchos casos se redujo a cero y en el mejor de ellos logró mantener solo un 30 por ciento de los árboles en calidad productiva.

Pero estos inquietos emprendedores campesinos no se cruzaron de brazos y por el contrario se empeñaron en concretar el año 2013 el primer tranque de acumulación de las aguas provenientes de las vertientes cordilleranas. Y en este proceso fue fundamental el apoyo del convenio entre INDAP y el Gobierno Regional de Valparaíso, que comenzó a devolverle la esperanza a estos agricultores.

La anhelada obra se transformó en el hito inicial de una serie de proyectos e iniciativas que se tradujeron en una efectiva recuperación de este centenario sector productivo. El más grande y novedoso de ellos se materializó el año 2020 y le cambió definitivamente la cara a la pequeña agricultura de la zona. Se trata de la construcción de la “Bocatoma El Zaino”, infraestructura de compleja arquitectura que permitió captar las aguas en la parte alta del estero El Zaino y trasladarlas gravitacionalmente hasta el acumulador unos 700 metros más abajo.

Pero aún había que seguir dando la pelea a la sequía, porque pese a los bien valorados avances la gran demanda hídrica y escasez de agua sigue amenazando al sector. Por eso es que se consideró necesaria la construcción de un segundo tranque de acumulación, el que se concretó hace pocos días.

El proyecto permite la acumulación de 16 mil 640 metros cúbicos y viene a asegurar el riego de los 250 integrantes del grupo de regantes y a beneficiar a más de 300 hectáreas de cultivos, 90 por ciento de ellos destinados a la producción de olivos.

El agricultor Marco Aguilar, presidente del canal El Zaino asegura que la cosecha que están teniendo este año no se veía desde hace una década. “Tenemos una cosecha de alrededor de 2 millones de kilos de aceitunas, sin estas obras habría sido imposible, porque en este minuto nos llegan de 8 a 10 litros por segundo de las vertientes, la que nosotros almacenamos y vamos distribuyendo gracias a estos proyectos”, explica.

“Con los proyectos empezamos a regar nuevamente, la gente fue recuperando árboles, rebajar y cortar para que brotaran de nuevo. Son dos tranques, la bocatoma, proyectos asociativos de INDAP para la conducción por tuberías y otros proyectos como el pozo profundo que nos hizo la DOH que nos permite abastecer todo”, agrega este agricultor.

Iván Reyes, presidente de la Comisión de Recursos Hídricos del Gobierno Regional, destaca que el convenio GORE-INDAP ha sido uno de los más exitosos. “Con los pequeños agricultores e INDAP hemos trabajado en mejorar la conducción del agua, acopiarla a través de la construcción o recuperación de antiguos tranques y en la tecnificación del riego. Esta ha sido una ayuda muy valorada por los agricultores, porque finalmente es una inyección de recursos que les asegura el riego y que va permitir darle sustentabilidad a la producción agrícola”, indicó.

El proyecto de construcción del tranque el Zaino N°2 contempló la construcción y revestimiento del tranque con geomembrana, construcción de desarenador, instalación de tuberías de HDPE para el transporte de agua hacia y desde el tranque, construcción de nudos de interconexión hidráulica, entre otros trabajos, y demandó una inversión total de $124.998.019.- con un incentivo Gore – INDAP de $118.748.118.- y un aporte de los agricultores de $6.249.901.-

“El apoyo del Gobierno Regional de Valparaíso ha sido fundamental para poder atender las necesidades de los usuarios frente a la escasez hídrica que enfrentamos. Hemos trabajado en forma coordinada tratando de asegurar el riego y optimizar el uso del agua a través de proyectos como este que permiten mejorar los procesos productivos de los agricultores. Este año tenemos una inversión histórica en riego en la región y los recursos que aporta el GORE han sido claves en este período”, dijo el director regional de INDAP, Fernando Torregrosa.