jueves, agosto 05, 2021

Comunas, Destacado, Salud

Psiquiatra advierte sobre aumento de pacientes afectados por enfermedades de salud mental

Si bien hace dos décadas nuestro valle de Aconcagua, al igual que a nivel nacional e internacional, ha experimentado un explosivo aumento de enfermedades asociadas a salud mental, no es menos cierto que son muchos los factores que han incidido en esta triste y preocupante realidad: estamos deprimidos y estresados. Al menos una buena parte de habitantes.

Las jornadas laborales en muchos casos extenuantes, el agobio de las deudas, la violencia que arrecia, la delincuencia que nos hace sentir inseguros, la necesidad de cumplir las expectativas familiares y sociales, en fin, son muchos los elementos que podrían enumerarse como causa, pero también como consecuencia de ese estrés y de esa depresión que afecta a muchos.

Según el doctor Alvaro Aravena, médico psiquiatra del Centro de Salud Mental de Los Andes, este fenómeno precisamente con las condiciones de vida de los chilenos, que han cambiado a propósito del estrés, el trabajo, las dificultades familiares y /o económicas, problemas cotidianos que no están resueltos, en una sociedad que favorece también la imposibilidad de atenderlos y solucionarlos.

 

 

Chile no cuenta con una ley de salud mental -apenas se ha logrado avanzar en aquellos casos de discapacidad mental o psiquiátrica- y es más, a pesar del trabajo que se ha impulsado, todavía mira con desconfianza las enfermedades asociadas al tema. Una persona deprimida, asegura el doctor Aravena, da cuenta de un sistema que ha fallado, pero también del desconocimiento y la discriminación, sobre todo en términos laborales, pues aún son muchos quienes no entienden que un trabajador en esta condición, no puede darse ánimo.

De ahí que el médico afirma que la deuda de nuestro país es alta y existen medidas que se pueden tomar. El médico incluso se atreve a validar la fórmula de la reducción de la jornada laboral que se viene discutiendo, en el entendido que necesitamos estar más en casa, pasar más tiempo con quienes queremos, hacer actividad física, participar en las actividades escolares de nuestros hijos, acciones que desgraciadamente parecen hoy un lujo, pues no es menos cierto que son más los que salen temprano de casa, se pasan el día entre el trabajo y la locomoción colectiva, y al regresar, simplemente se dedican a dormir.

Cómo entonces no entender que la depresión es la enfermedad que registra más altas tasas de discapacidad.

Un estudio de la Universidad Diego Portales sin embargo, estableció que las licencias médicas por depresión u otras enfermedades de salud mental, son las que más rechazo registran en el sistema de salud.

 

Si bien el panorama es un tanto desolador, no es menos cierto que son muchos los organismos -públicos y privados- e incluso las iniciativas particulares, que permiten mirar con más optimismo el futuro. Es un hecho de la causa que necesitamos más tiempo para estar en casa o haciendo las cosas que nos gustan y nos hacen felices, pero también necesitamos políticas públicas y el solo hecho de visibilizar estos temas,  permite de una u otra forma comenzar a hacernos cargo.

Falta entonces más empatía, más tiempo, más herramientas para cuidar nuestra salud mental, pero también políticas y leyes que se preocupen de este tema. La depresión es la gran enfermedad del siglo 21 y por lo tanto, es urgente hacerle frente.

Deja un comentario


Notice: ob_end_flush(): failed to send buffer of zlib output compression (1) in /home/aconcag2/public_html/wp-includes/functions.php on line 4979

Notice: ob_end_flush(): failed to send buffer of zlib output compression (1) in /home/aconcag2/public_html/wp-includes/functions.php on line 4979