jueves, septiembre 16, 2021

Aconcagua, San Felipe

Se inicia licitación para el diseño de la restauración de la Iglesia, Convento y Museo Colonial San Francisco de Curimón

Se encuentra abierto el proceso de licitación para recibir propuestas que permitan elaborar el diseño del proyecto de restauración de la Iglesia, Convento y Museo Colonial de Curimón, ubicado en la comuna de San Felipe, con una inversión de $473.557.000 financiados con recursos del Fondo Nacional de Desarrollo Regional (FNDR), aprobados por el Consejo Regional (CORE) de Valparaíso.

El anuncio se hizo en el mismo inmueble patrimonial, en un hito comunicacional que contó con la presencia del subsecretario de Patrimonio, el delegado presidencial regional y consejeros regionales, entre otras autoridades regionales y comunales.

El subsecretario de Patrimonio, Emilio de la Cerda, destacó que “esta licitación es posible gracias al trabajo de la comunidad, de los consejeros regionales, ya que cuenta con financiamiento del Gobierno Regional y tiene como unidad técnica al Servicio del Patrimonio, y lo que estamos planteando aquí es que necesitamos un levantamiento, un diagnóstico estructural, crítico, para poder realizar los proyectos de arquitectura, ingeniería y especialidades para recuperar el conjunto completo, templo, claustros, museo y los bienes asociados”.

El presidente de la Comisión de Educación, Arte, Cultura, Deporte y Recreación, Rolando Stevenson Velasco, dijo que “es un logro muy importante y un gran anhelo de la comunidad de Curimón, el iniciar los trabajos para la recuperación de este templo tan significativo, donde se firmó el acta de fundación de la ciudad en 1740. Es parte del patrimonio y de la identidad de San Felipe. Como CORE estamos entregando el financiamiento inicial para que se haga el estudio previo (diseño)”.

A su vez, el presidente de la Comisión de Ordenamiento Territorial, Manuel Millones Chirino, señaló que “estamos dando cumplimiento a un compromiso que adquirimos como consejeros regionales, de poner de pie a este templo, no sólo por su valor religioso sino que también por la comunidad, que es la que no ha bajado los brazos y ha presionado para sacar el proyecto, que será un espacio abierto para la ciudadanía, para la cultura, la economía local y el turismo”.

El inmueble, que data del siglo XVIII, presenta daños severos en su estructura de adobe producto de los terremotos del 2010 y 2015, los cuales se han agravado con el paso del tiempo, por lo que requiere intervención estructural para prevenir desplomes y colapsos de muros.

Tanto la iglesia como el convento presentan grietas y fisuras, mientras que en el Museo Colonial la situación es compleja, puesto que no se han tomado los resguardos para la conservación de su colección, así como tampoco el mobiliario y techumbre del recinto.

En este contexto, la iniciativa de inversión consiste en la restauración integral del conjunto patrimonial, considerando accesibilidad universal y eficiencia energética. Una vez que el proyecto de restauración se concrete, el programa contempla varios usos para el inmueble: religioso, museo, comunitario, oficios tradicionales, desarrollo agrícola, turismo, y archivo y depósito. Además, en dependencias del convento se estima abrir un mercado de productos locales, la destinación del predio agrícola del terreno para una huerta, campos de cultivo y patio de especies nativas.