jueves, mayo 19, 2022

Comunas, Destacado

Tío de Ámbar acusa discriminación por su condición homosexual en petición de tutela

Rafael Páez no hacía otra cosa que lamentarse y de tanto en tanto, llorar por la muerte de su sobrina. En las afueras del Juzgado de Garantía de Los Andes, relató que hace ocho meses, pidió al Tribunal de Familia que le otorgaran la tuición de Ámbar.

La incapacidad que le declararon a su hermana para hacerse cargo de la pequeña y de su hermanita de 7 años, le motivó a asumir esa responsabilidad. Fue así como inició los trámites y según se desprende de su relato, se encontró de frente con la cara menos amable y más discriminatoria de la justicia: su condición de homosexual, el escaso vínculo afectivo y sus problemas económicos lo convirtieron en un mal candidato. Como resultado, su otra hermana, Cristina, junto a su pareja Andrés, terminaron asumiendo la tutela legal, con las consecuencias que ya son conocidas: Ámbar muerta como resultado de las múltiples lesiones internas ocasionadas por un tío violador.

“A mí no me la dieron por discriminación. No me dieron la custodia por ser homosexual. Este país está súper mal y estamos en otra parada, este es un Chile donde las injusticias se hacen notar. Si me hubieran pasado a mi sobrina, sería todo diferente ahora. La primera audiencia fue hace ocho meses y dijeron que no tenía los recursos económicos, no tenía lazos fuertes con las pequeñas y porque soy homosexual, eso me lo dijeron y está en un informe”, señaló.

Rafael alega que estando en el tribunal, hace ocho meses cuando debía resolverse la custodia de la pequeña y su hermanita, el informe psicológico que se debía evacuar sobre él como aspirante a hacerse cargo de las niñas, fue entregado horas después de lo establecido, lo que además da cuenta de la falta de criterio y la discriminación que él sufrió.

Hoy, Rafael está pidiendo la tutela de su sobrina mayor, de siete años y en ese sentido, afirma que “acá no importa mi preferencia sexual, lo que importa es que ella esté bien”.

Asimismo, asegura que él manejaba antecedentes acerca de la conducta agresiva de la pareja de Cristina, su hermana. “Yo sabía que él era un tipo violento, pero que además, salían a carretear todos los fines de semana, tomaban y pucha, subían fotos a las 3 de la mañana carreteando, entonces si ellos tenían bajo su cuidado a mis sobrinas, de verdad que no lo entiendo”.

De ahí que  hoy lo que pide es “justicia para Ámbar y la tuición de mi sobrina mayor, a quien le voy a dar todo el amor que se merece y todos los cuidados que corresponden”.

Foto: tvn.cl

Deja un comentario