viernes, diciembre 02, 2022

Destacado, Los Andes, Policial

Tribunal de Garantía resolvió mantener la medida cautelar de prisión preventiva en contra de único imputado por el caso Ambar

El tribunal de Garantía de los Andes resolvió mantener la medida cautelar de prisión preventiva en contra de Miguel Espinoza, único imputado por el caso Ambar, la pequeña de un año y siete meses que falleció luego de ser agredida física y sexualmente, lo que derivó en la formalización de este sujeto por el delito de violación con homicidio.

Lo anterior, tras la audiencia de revisión de la medida cautelar, ocasión en la que el abogado de Espinoza, Homero Caldera, solicitara cambiar la prisión preventiva por el arresto domiciliario, argumentando que el informe del Servicio Médico Legal, refrendado por análisis de uno de los médicos legistas más prestigiosos en Chile, el doctor Luis Orlando Ravanal, establece que la pequeña Ambar no presentaba lesiones compatibles con abuso sexual o violación.

Si bien durante la audiencia de formalización de Espinoza, uno de los antecedentes que determinó la calificación del delito –violación con homicidio- fue el hecho que uno de los médicos que atendió a {Ambar había observado lesiones atribuibles a un ataque sexual, lo cierto es que, asegura el abogado Caldera, el informe del médico legal no lo confirma.

Solamente se habla de un traumatismo abdominal con lesión gástrica, por lo que a juicio del abogado, quedaría descartada la comisión de un delito sexual.

Caldera, recalcó que los antecedentes que expuso, son absolutamente coherentes con los informes que se manejan en la carpeta investigativa, de ahí que lamentó la determinación del tribunal, pues en definitiva, se sigue apuntando a Miguel Espinoza como el autor de violación.

Poco dijo en todo caso respecto de las circunstancias que rodean la muerte de Ámbar.

El abogado, no escondió su molestia por la decisión del tribunal, cuestionando duramente a la magistrada del tribunal de Garantía, a quien había solicitado que se inhabilitara antes de la audiencia, púes a su juicio, no tiene la imparcialidad suficiente para resolver en este caso.

Miguel Andrés Espinoza, como se recuerda, era la pareja de la tía de Ámbar, quien tenía bajo su responsabilidad el cuidado personal de la pequeña, debido a una decisión del Tribunal de Familia, en razón de una serie de problemas ligados al consumo de drogas, que presentaba su mamá.

Según se conoció en su oportunidad, el sujeto habría agredido sexualmente a la pequeña y en razón de las lesiones internas que sufrió producto de la violación que perpetró, la niña fue llevada al Servicio de Urgencias del Hospital San Camilo de San Felipe, donde horas más tarde falleció.

Cabe consignar que el tribunal accedió a la petición del Ministerio Público de aplazar en un mes el término de la investigación por este caso.

Deja un comentario