Ya Está Al Acecho

168Views

Después del histórico triunfo de la fecha pasada ante Cobreloa, la escuadra sanfelipeña llegaba en buen pie al duelo con Deportes Valdivia, en lo que se presentaba como una ocasión ideal para remontar de manera importante en la tabla de posiciones y confirmar su alza futbolística. Todo esto, en un Municipal remozado y con una hinchada ansiosa por ver y festejar junto al Uní Uní en casa.

El partido debió comenzar con quince minutos de retraso a raíz de un corte de energía eléctrica, debido a que el generador que abastece al recinto deportivo no tenía petróleo. Algo inexcusable porque causa un daño de imagen no solo al club, sino que a toda la ciudad.

Unión San Felipe de inmediato se encargó de mostrar y demostrar que los promisorios resultados con los que llegaba precedido al encuentro con los del Calle Calle no eran un espejismo. Con todas sus líneas perfectamente ordenadas y con cada jugador muy claro en su respectiva función, no pasó mucho tiempo para que en la cancha del reducto de la Avenida Maipú se desarrollara el partido que los sanfelipeños querían que se jugara.

En el papel y tras conocer su formación y disposición se podía aventurar que Valdivia intentaría ir arriba y no meterse atrás, pero a los de Lovrincevich no les costó mucho tiempo controlarlos. Fundamental, una vez más, resultó el trabajo de Pio y Levipán, quienes, apoyados por Brian Cortés, cortaron los circuitos sureños, además de aislar al generador de fútbol Erick Pino, quien a medida que avanzaba el reloj perdió presencia.

Con la batalla del medio campo ganada, la tarea era romper la resistencia sureña, que se fortalecía al máximo porque cuando no tenían el balón se replegaban y defendían con casi 9 hombres en su propia zona, por lo que los aconcagüinos debían tener calma y mucha paciencia para pasar con la profundidad suficiente para arrimarse hasta el arco sur que era custodiado por el arquero Diego Figueroa.

Pasado el cuarto de hora, Jimmy Cisterna y Brayan Valdivia avisaron que ellos tenían la llave para abrir el cerrojo rival, al generar un buen volumen ofensivo, volcando las cargas principalmente por la derecha, que era por donde mostraban mayor permeabilidad los forasteros.

A la media de hora de juego exacta, logró conectarse la habilidosa dupla de volantes para lograr anotar el único gol del encuentro. Con su velocidad y habilidad acostumbrada, Jimmy encaró, pasó y mandó un centro casi con lienza que cruzó toda el área hasta llegar a Valdivia, quien realizó un gran y preciso control dirigido, para inmediatamente sacar un latigazo que se anidó en el arco de los sureños, para romper la paridad.

Los segundos 45 minutos fueron de mayor intensidad, y en eso tuvo mucho que ver que Valdivia, buscó nivelar, tarea que se le hizo imposible debido a que San Felipe se mantuvo siempre muy ordenado. Párrafo aparte merece la gran solidez defensiva que luce el equipo en la actualidad, y es que, sin exagerar, el bloque conformado por: Francisco Bahamondes, Brayams Viveros, Gonzalo Villegas y David Fernández por ratos dieron la impresión que parecían una muralla, al evitar que los balones ingresaran al aérea, con lo que pusieron a buen resguardo a Andrés Fernández, el que las pocas veces que tuvo que intervenir lo hizo con aplomo y solvencia.

Promediando el segundo lapso, desde el banco técnico local entendieron que lo mejor era ‘cerrar’ el cotejo. Amarilla entró por Valdivia. Una movida que tenía como objetivo darle un segundo aire al juego ofensivo, ya que el trasandino tiene velocidad y habilidad para imponerse en el uno contra uno, situación que podía darse a raíz que los sureños estaban obligados a dar espacios cuando fueron arriba en busca del empate.

Mas tarde y con pocos minutos de diferencia Cristian Collao sustituyó a un averiado Jimmy Cisterna, quien sufrió mucho con la recia marca de los rivales. Collao se sumó a las labores de corte y destrucción; tarea que hizo a la perfección al ingresar ‘enchufadito’, demostrando que el plantel está comprometido con llevar al club arriba.

Sin sufrir de más y controlando por completo a su oponente, Unión San Felipe justificó por completo su triunfo en la noche sabatina; muestra de esto es que el conjunto comandando por el histórico ‘mortero’ Aravena, cayó en la desesperación y tuvo que sufrir cerca del final las expulsiones de Currimilla y Wimberg.

Era el partido de reencuentro, y el Uní Uní respondió a su fiel hinchada quedándose con un triunfo que es muy importante al meterlo arriba y dejar en claro que irá por más…

Unión San Felipe (1): Andrés Fernández; Francisco Bahamondes, David Fernández, Brayams Viveros, Gonzalo Villegas; Francisco Levipán, Emmanuel Pio, Brian Cortés, Jimmy Cisterna (Cristian Collao), Brayan Valdivia (Cristian Amarilla); Héctor Vega (Ignacio Mesías). DT: Christian Lovrincevich

Deportes Valdivia (0): Diego Figueroa; Dagoberto Currimilla, Cristián González, Víctor González, Erick Wimberg; Carlos Opazo, Esteban Sáez(Leal), Erick Pino; Gastón Poncet(Urra), Leonardo Olivera, Christopher Ojeda (Gustavo Lanaro). DT: Jorge Aravena.

Gol:
1-0; 30’ Brayan Valdivia (USF)

Expulsados:
Dagoberto Currimilla (VAL)
Erick Wimberg (VAL)

Foto y Fuente : unionsanfelipe.com

Deja una respuesta